Vitamina D, la vitamina del sol

Vitamina D, la vitamina del sol

Tomar el sol para mantener la salud.

Estudios científicos confirman lo que muchos ya saben. Tomar el sol de manera regular y sin quemarse es saludable. Así en Estados Unidos científicos estudiaron el efecto de la Vitamina D (la vitamina del sol) en mujeres con cáncer de mama. La conclusión de este estudio fue que las mujeres con niveles más altos de Vitamina D (la vitamina del sol) tenían 2 veces más probabilidades de superar la enfermedad que las mujeres que tenían niveles bajos de esta vitamina. Link a: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24596354

En Suecia científicos realizaron un estudio entre casi 30.000 mujeres a las cuales siguieron durante 20 años. El estudio se llama Miss Cohort Study. Encontraron como resultados que las mujeres que tomaban el sol de manera regular (tanto sol natural como en solario UV) fueron más sanas y tenían menos enfermedades como diabetes, cáncer  y enfermedades cardiovasculares que las mujeres que no tomaban el sol. Estos resultados se atribuyen a la Vitamina D. Las mujeres que tomaban el sol tenían niveles más altos en la sangre de esta vitamina.

Estos estudios y muchos otros indican que tener niveles altos de Vitamina D es bueno para mantener la salud, mejorarla o incluso para ayudar a superar una enfermedad. Aunque mencionemos aquí 2 estudios realizados entre mujeres, otros estudios entre hombres o ambos sexos muestran resultados parecidos.

Desde Solmanía aconsejamos tener unos niveles óptimos de Vitamina D durante todo el año.  Hablamos de un nivel óptimo si hay unos 50 ng / ml (nanogramos por mililitro) de Vitamina D en la sangre. Esta cantidad parece muy poco, pero en realidad es un número alto que permite que la Vitamina D realice todas sus funciones en nuestro cuerpo.

Ahora puedes pensar ¿Y cómo mido mi nivel de Vitamina D y puedo conseguir un nivel óptimo de esta vitamina? Para medirlo solamente hace falta un simple análisis de sangre que puedes pedir a tu médico. Y para conseguirlo hay básicamente dos alternativas.

1)      La manera más fácil de hacerlo es tomar sesiones de sol de manera regular y sin quemarse. Cuando tomes el sol al aire libre o en una máquina de rayos UV tu propio cuerpo produce la Vitamina D. Además tu cuerpo sabe si tienes un nivel óptimo de la Vitamina D y entonces dejará de producirlo. Para hacer grandes cantidades de la Vitamina D en un tiempo corto, de unos 10 a 20 minutos, tienes que exponer una parte importante de tu piel a los rayos UV, como mínimo la mitad del cuerpo. Normalmente tomar unas 2 a 3 sesiones de sol en nuestras máquinas de rayos UV por semana es suficiente para mantener unos niveles altos de Vitamina D durante todo el año. Ojo, naturalmente hay que tomar las sesiones de sol sin ponerse crema SPF, porque los factores de protección bloquean gran parte de los rayos UV, necesarios para que tu piel produzca la Vitamina D.

2)      La segunda manera para optimizar los niveles de la Vitamina del sol sería tomar suplementos de Vitamina D y en especialmente los de la Vitamina D3. 

Si tienes alguna duda o consulta escríbenos por favor a info@solmania.com o consulta tu médico para que te aconseje como conseguir un nivel óptimo de esta vitamina tan importante.

Si quieres saber más sobre la Vitamina del sol, consulta la guía “Vitamina D” de la Vitamin D Council (organización sin ánimo de lucro de EEUU) haz click aquí.

Si quieres más información sobre la Vitamina D, mira ¿Qué es la Vitamina D? en el apartado Bronceado UV en nuestra página web.

MÁS INFO DE VITAMINA D